NavegacionSe encuentra navegando en Inicio arrow Poesías desesperadas

Poesías Desesperadas Imprimir E-Mail


No recuerdo las veces que dije que Editorial Drakul no iba a publicar poesía, pero fueron muchas. Una de las razones para tal decisión era de peso: en la actualidad, la poesía se vende mal. Hay, incluso, quien afirma directamente que no se vende.

Una noche, durante una cena, un amigo insistió en que me llevara un cuadernillo con los poemas de Cristina Barrientos. Por más que le dije que era inútil, que no íbamos a publicar poesía, mi amigo no paró hasta que me vio camino a casa con los poemas bajo el brazo. El caso es que esa noche los leí, y uno de ellos me impactó de tal manera, que plantó en mí la semilla de este nuevo proyecto.

Leer más... 


Plazo de presentación

Este certamen es un proyecto complejo. Su duración y planificación depende de la cantidad, calidad y relación con la temática de las poesías que se reciben. Por ese motivo no hemos querido poner una fecha límite de recepción.
Para evitar comprometer con la precipitación la calidad de la obra, el certamen estará abierto a nuevas poesías e ilustraciones hasta que se seleccionen las cien poesías desesperadas que se publicarán.
Se comunicará en esta página el fin de la fase de recepción. No obstante, se puede comprobar el número de poesías seleccionadas hasta la fecha actual, abajo, en el enlace de "Seleccionados".


 Bases del Certamen de poesía e ilustración,
Cien poemas desesperados y una canción de amor.

Modalidad poesía

Modalidad ilustración


Durante los últimos meses hemos recibido un gran número de poesías relacionadas con las personas sin techo. Queremos aclarar que si bien los derechos de autor de la obra publicada serán destinados a proyectos de ayuda a las personas sin hogar en España, esta problemática no es la única que mueve a la desesperación en las personas. Problemas familiares o de salud, malos tratos, abusos de poder y autoridad, injusticias, abandono, la adquisición de la vivienda, problemas laborales o de pareja. Ser víctima de un delito o de una violación, el terrorismo, el desprecio y la indiferencia, la muerte de un ser querido, la falta de recursos y de dinero... Una o varias de estas causas pueden provocar un estado de desesperación en el ser humano. Y nosotros no queremos hablar en esta obra de una de ellas en particular, sino de todas. De la desesperación existencial del ser. Del pesar por el sufrimiento de las personas. Del problema que es vivir.

Seleccionados (de los recibidos hasta el 24/8/2008) 

 Reseñas en prensa: Convocatoria


Ayuda a las personas sin hogar.

 Solidarios: La ruta de Montera

 Carta abierta a Solidarios


 
< Anterior   Siguiente >
header1.jpg